Ir al contenido principal
LOS LIBROS QUE YO LEO

Inicio hoy el comentario de algunos de los libros que leo, para compartirlos con mis amigos. No tengo pretensión alguna de ser un crítico literario. Porque no se y porque no me interesa. Solo hablar de aquellos libros que me enriquecieron y enriquecen, o que simplemente y nada menos, me hacen feliz, me gustan, me reconfortan.
Empiezo con "LA CRIMININALIZACIÓN DEL PENSAMIENTO" de Marcos Roitman, que me parece esencial en el momento que vivimos. Es de Escolar y Mayo editores y se publicó en Madrid en el 2016.
Analiza cómo el sistema -el capitalismo para ser mas preciso- a través especialmente de los medios de comunicación de mayor difusión, pero también desde otros lugares como la escuela, nos presenta una realidad a la que debemos adaptarnos y aceptar como la única posible. En otras palabras el capitalismo sería un hecho natural, no una determinada organización económica, social y política temporal y por lo tanto susceptible de ser cambiado, como ocurrió en la historia tantas veces con otros sistemas.
Cuenta para eso, también, con personajes prestigiosos como Vargas Llosa que en su madurez renegó de su pasado, digamos progresista, y puso todo su talento al servicio de las élites dominantes. Hace algunos años, Vargas Llosa escribió un artículo donde decía que luchar contra la globalización económica es luchar contra la ley de gravedad.
José Luis Sampedro, sin embargo, afirmaba que el capitalismo es un sistema "agotado" y hasta el mismo papa Francisco no solo lo cuestionó severamente: "es un sistema que mata" afirmó, sino que animó a un grupo de militantes sociales que lo visitó en el vaticano a "luchar para cambiarlo".
Lo cierto es, como demuestra Marcos en este libro, que hay un verdadero ejército ideológico que trata de ocultar o disfrazar la verdadera cara del capitalismo con una sistemática y estudiada desinformación cotidiana.
Dice Roitman que "la criminalización del conocimiento tiene una máxima: usted no piense, el sistema lo hace por usted".
El libro va recorriendo todos los aspectos de este tema en una lúcida tarea de descodificación del mensaje emitido diariamente por el poder para llevarnos a la indiferencia, o a la sociedad del conformismo.
Ya en 1972 Dorfman y Mattelart publicaron en Chile, durante el gobierno de Salvador Allende, un libro esencial para entender la necesidad de emprender una tarea cultural a favor de una concepción propia de la realidad (Para leer al Pato Donald). En el prólogo, Héctor Schmucler advertía que "es preciso, por lo tanto, escapar de ese órden y descodificarlo desde otra visión del mundo, es necesario re-comprender la realidad para lograr modificarla".
Marcos Roitman desde su optimismo militante, afirma que "por desgracia para el sistema, el pensamiento crítico y reflexivo seguirá existiendo, nunca podrá ser acallado. La conciencia crítica se impone al social-conformismo".
Depende de todos nosotros que así sea.

Marcos Roitman es doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, donde imparte docencia como profesor titular en las materias Estructura social contemporánea y Estructura social de España. Militante político de izquierda, chileno, que tuvo que exiliarse cuando el golpe cívico-militar fascista de Pinochet, continúa su militancia en España. Le gusta el fútbol y es hincha del Real Madrid y amigo mío, lo que demuestra que nadie es perfecto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TIEMPOS MODERNOS: DE CHAPLIN A CARMENA

¿Se acuerdan de aquella película donde el personaje de Chaplin se encuentra casualmente corriendo delante de una manifestación obrerista encabezándola sin saber de qué se trata? No obstante, fue encarcelado por alterar el orden.

Yo encuentro esa escena muy parecida a lo que ocurre con Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid. De pronto se vio encabezando un grupo que, si bien no se puede calificar de revolucionario, sí que de alguna manera alteró el orden impuesto por la derecha. Un orden claramente perjudicial para los intereses de la mayoría de los madrileños, aunque muy beneficioso para los grandes empresarios y los más adinerados, que aprovecharon las circunstancias para llenar sus bolsillos y dejar deudas gigantescas a pagar por los demás. Como siempre, por otra parte.  Inmediatamente después de asumir, Carmena recibió las incesantes e injustificadas críticas peperas a través de la caverna mediática, siempre alineada con el poder y siemp…
AL CAPITALISMO NO LE GUSTA EL FÚTBOL


Una vez que las grandes empresas descubrieron las inagotables posibilidades de aumentar sus ganancias con una clientela mundial y de una fidelidad irrenunciable, no han parado de transformar el fútbol en un puro negocio.
Y si antes tenían cierto pudor en confesar sus intenciones, ahora lo hacen con descaro. Por eso Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, afirmó en una entrevista que "el sentimiento en el fútbol se debe perder". Y agregó por si alguno tenía alguna duda sobre su pensamiento:" esto es un negocio".

Es que ellos, los que negocian con el fútbol, entienden que ese es el estado natural de la cosas. El negocio, para ellos, define todo. Alain Minc, economista, ensayista, asesor político y empresario francés, lo tiene muy claro también: "el capitalismo no puede desfondarse, es el estado natural de la sociedad", afirmó para que entendamos. "La democracia no es el estado natural de la sociedad, el  …
EL MANCHESTER CITY O EL PLACER DE JUGAR


El eje alrededor del que gira todo el equipo del Manchester City es la pelota. Lo primero que se nota es el respeto y el afecto que sienten sus jugadores por la pelota. Y seguidamente, o al mismo tiempo, por el juego.

La pelota en este equipo no es un instrumento de trabajo, sino un objeto de placer. La quieren tener siempre; con ella disfrutan y revalorizan el placer de jugar. Cuando la mayoría de entrenadores y jugadores hablan de sacrificio, de lucha, de sufrimiento, el Manchester City demuestra que el fútbol es un juego para la alegría.

Desafiando los valores que el capitalismo introdujo no solo en el fútbol, sino en nuestra lógica de vida (solo vale lo útil y lo rentable), el City apuesta por el buen gusto para llegar a lo que todos pretenden: el triunfo, que de esa manera tiene otro sentido, otro significado.

En lo estrictamente futbolístico, digamos que logra tal vez lo mas difícil: la participación de todos los jugadores en todo momento…