Ir al contenido principal

COMO NOS (DE) FORMAN EL PENSAMIENTO.

Decía Scalabrini Ortiz que lo peor del periodismo es que nos va inculcando una manera de pensar y de ver de la realidad, que finalmente creemos que es nuestra, que es propia.
Esto lo decía en los años 50 del siglo pasado. Hoy en día esa situación se ha agudizado de tal manera que "los medios de comunicación se han convertido en verdaderos configuradores de la realidad social", tal cual demuestran Ramón Reig y María José García Orta, en un trabajo para la revista de ciencias sociales Ágora, número 10 del 2004. "Hasta tal punto construyen la realidad que nos rodea", añaden, que se puede afirmar que aquello que dejan de registrar los medios no existe para la sociedad".

Hay tantos ejemplos para comprobar la manipulación de los medios que resulta difícil elegir uno para empezar. Tal vez el caso de Venezuela sea uno de los mas indicados.No hay un solo día desde hace unos 15 años, que no aparezca algo en contra del proceso bolivariano en los medios de la bien llamada caverna mediática.

Hagamos un ejercicio de suposición y supongamos que todo lo que nos dicen de Venezuela es verdad. Olvidemos la injerencia de EEUU (el senador republicano John McCain despejó las dudas cuando dijo, hace ya 4 años que "EEUU debe enviar tropas de inmediato a Venezuela. Debemos garantizar el flujo petrolero), la importancia de su petróleo, el "mal ejemplo" de su pretendida emancipación, las mas de 20 elecciones, los medios de comunicación privados que son el 80% y en su mayoría opositores y todo lo que haya que olvidar para aceptar que es una dictadura.

Muy bien. Lo aceptamos. E inmediatamente, a pesar de nuestra supuesta ignorancia, surgen algunas preguntas:¿ por qué la caverna mediática no habla en absoluto de Honduras que vive una de las peores crisis de su historia, con un fraude electoral alevoso y una represión feroz? O de Guatemala con sus incesantes asesinatos de militantes políticos y sociales, o de México que según el escritor mexicano Fernando del Paso vive "el principio de un estado totalitario", o de Palestina con el vergonzoso encarcelamiento de la niña Ahed Tamimi, de 16 años, que abofeteó a un soldado israelí armado hasta los dientes, después que a un primo suyo le hubieran disparado. Y tampoco hablan de los mas de 300 niños apresados por Israel, que somete a Palestina a una masacre cotidiana. O de Colombia donde continúan la matanza de militantes sociales, y civiles denominados "falsos positivos", es decir campesinos que hacen pasar por guerrilleros, para cobrar la recompensa del gobierno.

¿Es que a la caverna política y mediática solo le importan los derechos humanos en Venezuela ?.

¿Por qué motivo no hay ni un solo comentario -en España- acerca de la situación social y política de Argentina, donde el macrismo está aplicando, con rigor y hasta con violencia, las normas neoliberales similares a las de la dictadura cívico-militar y a las del menemismo con sus consecuencias de mayor pobreza para la mayoría e incremento de  riqueza para los ricos y las grandes empresas? Y donde la represión ha causado -hasta ahora- la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

¿Por qué para la caverna Leopoldo López, en Venezuela, es un preso político a pesar de su participación en acciones violentas e ilegales contra el gobierno, y Milagro Sala en Argentina, militante social pacífica, no tiene la misma consideración?. Ni siquiera se sabe de qué se trata.¿Algún medio de la caverna informó que también en Argentina están en prisión preventiva dos dirigentes del Partido Obrero, Ponce y Arakaki y por qué?

¿Será tal vez porque en Argentina tienen negocios empresas españolas como los bancos Santander y BBVA, Telefónica, Repsol, Gas Natural, Endesa, Inditex, OHL, ACS y otras, que gozan de absoluta libertad e impunidad para obtener abundantes beneficios?.

Muy pocas veces como ahora, los medios de comunicación de mayor difusión en España, Argentina y otros países del mundo, han actuado con semejante deshonestidad periodística. Y no me refiero a las opiniones, que cada medio es libre, por supuesto, de tener la que le parezca, sino a la pura y simple información.

Porque no es honesto desinformar. No es honesto ocultar lo que no conviene, o manipular con medias verdades.

Chomsky y Herman en su libro "Los guardianes de la libertad", señalan que "la información que llega al ciudadano es procesada de tal manera que ayuda a mantener el clima de opinión conveniente al sistema".

No es casual. Hay auténticos laboratorios de formación de opinión que funcionan desde EEUU hacia el mundo, denunciados por el mismo Chomsky varias veces.

Veamos, aunque sea someramente, otros ejemplos de desinformación. Asuntos que los medios de mayor difusión no mencionan o lo hacen muy por encima sin darles la importancia que tienen.

El economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer, reconoció en una entrevista al Wall Street Journal, según cuenta Hedelberto López Blanch en "Rebelión", que manipularon con fines polìticos (desfavorecer a la presidenta saliente Bachelet) la metodología y los criterios de medición para alterar el ranking de competitividad de Chile.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires decidió quitar de circulación de forma preventiva 3 trenes de 6 vagones cada uno que en 2011 había comprado a Metro de Madrid, informa El Salto. Son unidades que pertenecen al modelo 5.000 el mismo que llevan componentes revestidos con asbesto (amianto), mineral cancerígeno prohibido tanto en Argentina como en España. Los compró Macri cuando era intendente de Buenos Aires, en 2011. Metro Madrid, que sabía lo del amianto desde el 2003,  sacó por esa venta varios millones de euros. Los vagones llevaban 32 años de actividad y estaban destinados a chatarra.

Según UNICEF Cuba es el único país de Latinoamérica que ha erradicado la desnutrición infantil, inclusive durante la crisis que asoló a la nación tras el colapso de los paises socialistas. Además la tasa de mortalidad infantil en Cuba, es la más baja de América Latina y el Caribe (4,7 por cada mil nacidos vivos), cifra que está por debajo de la de EEUU.

Vincenç Navarro, en un artículo publicado en Público, revela un estudio de European Trade Union Institute, donde queda en evidencia que España es el país de la Unión Europea con peores condiciones de trabajo.

Es interminable la lista de informaciones sobre la realidad que desconocemos o lo hacemos de acuerdo con los intereses de las élites dominantes, las cuales también son dueñas de los principales medios de comunicación en el mundo.

Es obvio decirlo pero la desinformación deforma el pensamiento. Y por lo tanto la visión de la realidad. Todo conduce a la pasividad ante las injusticias que deben ser aceptadas como inevitables. A la concepción de un mundo que no es el real.
Tanto el gobierno de España como el de Argentina, han reducido las pensiones hasta límites intolerables con el inocultable objetivo de promover los planes privados de jubilaciones.
Funcionarios de ambos países han esgrimido idénticos argumentos ante este saqueo inadmisible: "no se puede dar de donde no hay", con parecido descaro para desvirtuar la verdad.

Por eso insisto que es imprescindible una tarea de apoyo a los medios alternativos, y la construcción de medios propios en los barrios, en las organizaciones sociales y políticas que tengan la intención de ir desmantelando el aparato ideológico del sistema, para ir formando nuestra propia conciencia de la realidad.

Como dijo Gramsci "la verdad es siempre revolucionaria". Y mucho mas en este momento de tanta mentira de los medios.

Una sociedad verdaderamente democrática no tendría que soportar un periodismo tan deshonesto.





Comentarios

Entradas populares de este blog

AL CAPITALISMO NO LE GUSTA EL FÚTBOL


Una vez que las grandes empresas descubrieron las inagotables posibilidades de aumentar sus ganancias con una clientela mundial y de una fidelidad irrenunciable, no han parado de transformar el fútbol en un puro negocio.
Y si antes tenían cierto pudor en confesar sus intenciones, ahora lo hacen con descaro. Por eso Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, afirmó en una entrevista que "el sentimiento en el fútbol se debe perder". Y agregó por si alguno tenía alguna duda sobre su pensamiento:" esto es un negocio".

Es que ellos, los que negocian con el fútbol, entienden que ese es el estado natural de la cosas. El negocio, para ellos, define todo. Alain Minc, economista, ensayista, asesor político y empresario francés, lo tiene muy claro también: "el capitalismo no puede desfondarse, es el estado natural de la sociedad", afirmó para que entendamos. "La democracia no es el estado natural de la sociedad, el  …
EL MANCHESTER CITY O EL PLACER DE JUGAR


El eje alrededor del que gira todo el equipo del Manchester City es la pelota. Lo primero que se nota es el respeto y el afecto que sienten sus jugadores por la pelota. Y seguidamente, o al mismo tiempo, por el juego.

La pelota en este equipo no es un instrumento de trabajo, sino un objeto de placer. La quieren tener siempre; con ella disfrutan y revalorizan el placer de jugar. Cuando la mayoría de entrenadores y jugadores hablan de sacrificio, de lucha, de sufrimiento, el Manchester City demuestra que el fútbol es un juego para la alegría.

Desafiando los valores que el capitalismo introdujo no solo en el fútbol, sino en nuestra lógica de vida (solo vale lo útil y lo rentable), el City apuesta por el buen gusto para llegar a lo que todos pretenden: el triunfo, que de esa manera tiene otro sentido, otro significado.

En lo estrictamente futbolístico, digamos que logra tal vez lo mas difícil: la participación de todos los jugadores en todo momento…
¿A QUIÉN LE IMPORTA EL JUEGO?


Hace algunos años un famoso, por entonces, periodista español al finalizar un partido donde la selección había logrado la clasificación para un mundial jugando muy mal, hizo la pregunta que sería fundamental para definir lo que nos esperaba. "Sí, el juego, decía el famoso periodista, el juego...jugamos mal ¿y qué?, continuaba eufórico, ¿a quién le importa el juego?", concluía creyéndose lleno de razones que justificaban esa victoria.

En ese entonces a mi me pareció una pregunta descabellada. ¿ Cómo era posible que hubiera alguien a quien no le interesara el juego?. Pero resulta que los años le fueron dando la razón a ese periodista de escasos conocimientos futbolísticos (quizá decir de escasos conocimientos es suficiente) y aun así líder de audiencia. Poco a poco, aunque con una constancia férrea, el negocio fue apartando el juego de las preferencias de la mayoría hasta convertirlo en un trofeo nostálgico y ridículamente romántico.

LA ESTUPIDEZ…